080 BFW, LA NOCHE DE CENICIENTA

Imagen

 

Lugar emblemático donde los haya. Arquitectura en estado puro. Icono del modernismo. Historia, mucha historia. Moda.Tendencias. Glamour. Celebrities. En esto, y algo más, se resume la 080 BCN FASHION (http://www.080barcelonafashion.cat). Llega la noche del estreno, a la que te invitan y esperas su llegada con ganas. Te vistes, más o menos “mona”, te pintas los labios de rojo, te calzas unos de tus mejores tacones y allí te plantas. La tarde acompañaba, sin duda. Último día de junio, pero sin aquel calor agobiante que convierte tu cara (perfectamente maquillada al salir de casa) en un cuadro al estilo “El Grito” de Munch.

MANGO (www.mango.com) ha sido la firma encargada de abrir esta pasarela con un desfile para presentar la colección del próximo invierno. Que cómo fue el desfile? Pues a ver… Es que casi no me dio tiempo a verlo! Qué duró? Cinco minutos? Igual hasta me he pasado. Modelos en fila india sin descanso, uno detrás de otro, sin ni si quiera hacer el típico posado ante los fotógrafos. Y yo me pregunto: les habrá salido alguna foto decente de los maniquíes? Si lo han conseguido, me quito el sombrero. Sobre la pasarela: Andrés Velencoso, Jon Kortajarena y la estrella de desfile Toni Garrn, la joven modelo alemana y “ángel” de Victoria’s Secret, actual novia de Leonardo Di Caprio (cortada por el mismo patrón que Gisele Bundchen y Bar Refaeli).

Pero vamos, que el desfile fue lo de menos, porque lo fantástico de estos eventos son las previas y los post, las fiestas, las idas y venidas, los paseos, las copas, las fotos y las conversaciones, unas más interesantes que otras. Sólo llegar, un photocall larguísimo espera a todo tipo de celebrities que llegan, posan y se van. Algunas con más gracia que otras. Cuando te lo miras des del otro lado de la barrera, piensas que igual no es tan fácil como parece. A ver quién tiene narices de ponerse delante de “mil” cámaras y encima salir bien en todas las imágenes?! Quién? Pues muy poca gente… Y eso que, de entrada, las estrellas del photocall, parecen perfectas.

Copa de Möet Chandon en mano (con jugo de fresón) me dediqué a observar a uno y otro lado para ver qué famosos intercambiaban palabras, cuáles preferían ir directamente a ocupar sus asientos, sin codearse con el resto de la gente y quiénes son los que hacen de verdaderos anfitriones, aunque a todos ellos los ves como pez en el agua. Entre copas y modelos estaban: Tamara Falcó, Jaime de Marichalar, Carla Royo Vilanova, Ana García-Siñeriz, Boris Izaguirre, Marc Clotet, Natalia Sánchez, Malena Costa, Fiona Ferrer, Vicky Martín Berrocal y Laura Vecino. Y después, lo mejor…

LA FIESTA:

-Perdone señorita, me enseña su pulsera?

-Por supuesto, aquí tiene.

-Perfecto, gracias, adelante y bienvenida…

 

Copa de vino blanco, un magnífico cátering de Nandu Jubany, música, velas y ellos… Algunos conocidos, otros no tanto. Algunos con mucho dinero, otros con menos. En este tipo de eventos siempre pienso lo mismo: cuidado con los comentarios que haces, que no siempre sabes con quién estás hablando y en esta fiesta todos los invitados están estudiados, no a todo el mundo le han puesto la pulsera para que pueda entrar.

Dos copas de vino y algunas de Moët más tarde (al borde de las doce) di por terminada la velada. Una noche estupenda que hubiera podido ser mejor si mis queridos zapatos plateados de tacón de diez centímetros no hubieran decidido destrozarme los pies (de momento, se quedan castigados en el armario hasta próximo aviso). Y es que poco me faltó para acabar la noche como Cenicienta, dejándome un zapato por las escaleras… De ser así, lo hubiera encontrado algún príncipe de los de la fiesta? Me lo hubiera devuelto? Ni idea… Lo que sí sé, es que la calabaza no estaba por ningún sitio. Me fui directa al párking a buscar mi carroza, que yo misma conducía y que me llevó directamente a casa, volviendo de nuevo a la realidad, donde suena el despertador para ir a trabajar, donde no hay modelos por los pasillos, ni Moët en la nevera, pero desde donde puedo escribir estas y otras historias que vivo a momentos. Porque la vida tiene muchos capítulos y, algunos de ellos, pueden parecer de cuento…

 

ImagenImagen

Imagen

VENENO DE ABEJA: ELIXIR DE JUVENTUD

Que si el veneno de serpiente, que si las babas de caracol… Puag, qué asco!! Vaya, que me dicen a mí que me tengo que poner uno de esos potingues y los mando a freír espárragos… Pues bien, acabo de descubrir un veneno milagroso, vamos, de los de ver para creer. Atención al hallazgo.

Desde pequeña, siempre he tenido auténtico pavor a las abejas, sólo ver una revoloteando cerca ya me pone nerviosa, pero a partir de ahora, os digo yo que voy a empezar a mirarlas de otra manera.

Gracias a RITUALS JE T’AIME ESTÉTICA (http://www.ritualsjetaime.com), he descubierto HEAVEN BEE VENOM by Deborah Mitchell (http://www.heavenskincare.com). Dicen que es una alternativa natural al bótox. Es un producto único, creado especialmente con ingredientes naturales y orgánicos, combinados para que trabajen en sinergia y creen un efecto anti-edad sobre la piel.

Estas cremas contienen el mágico veneno de abeja, un ingrediente que provoca un efecto tensor en la musculatura facial, alisa y reafirma la piel, y desaparecen las líneas de expresión y las arrugas. También se incluyen ingredientes que ayudan a calmar y suavizar el cutis, provocando una agradable sensación de bienestar. Por lo tanto, es apta para pieles sensibles y con problemas (hay una línea específica para estos casos).

 Imagen

Su descubridora es Deborah Mitchell, creadora de una línea cosmética que ha causado auténtico fervor en la Casa Real británica. Empezó a usar estos productos Camilla Parker y no tardó en compartir su secreto de belleza con Kate Middelton, que preparó su piel con ellos antes de su boda con el Príncipe Guillermo. También se han vuelto adictas a HEAVEN celebrities de la talla de Victoria Beckham, Gwyneth Paltrow o Michelle Pfeiffer. Los resultados son realmente espectaculares. Eso sí, ni los milagros existen, ni la magia se aplica a la cosmética, el truco siempre es el mismo: BUENOS HÁBITOS Y CONSTANCIA, MUCHA CONSTANCIA. Aquí podéis ver los resultados…

Imagen                                       

Imagen

Impresionadas? Pues esto no es nada, impresiona mucho más cuando ves los resultados en ti misma o personas que estás acostumbrada a ver cada día.

Bueno, pues ahora tenemos la suerte de que estos productos han llegado a España. Para las interesadas, de momento, en Catalunya sólo hay un centro de cosmética que los ofrezca (tratamientos en cabina y productos para usar en casa), RITUALS JE T’AIME en Manresa. 

Os animo a probarlos y empezaréis a mirar a las abejas con otros ojos… Y si os pican, pues… No hay mal que por bien no venga!

 

 

                                                                                                

                                                                                 

MANRESANA DECEBUDA

Vaig néixer a Manresa, un 19 de novembre, dilluns, si no recordo malament, sobre les 9 del vespre. He crescut a Balsareny, el meu estimat poble, on m’agrada anar-hi de tant en tant per trobar-me amb familiars, companys d’escola, amics, coneguts i saludats. M’agrada voltar pels carrers i les places que em recorden èpoques viscudes i moments feliços. Quan vivíem a Balsareny, cada diumenge baixàvem a dinar a Manresa, on sempre he tingut els avis paterns. De fet hi veníem tot sovint: al metge, a comprar, a passejar, a les festes… Sempre ho he dit: Balsareny és el meu poble, Manresa la meva ciutat. Quan la meva germana i jo ja érem més grans (jo estudiava a la facultat, a Bellaterra, i la meva germana a l’institut Pius Font i Quer de Manresa), els meus pares van decidir que ens traslladaríem a viure a Pineda de Bages (Sant Fruitós), a tocar de Manresa, al costat del Parc de l’Agulla, un dels símbols de la ciutat. Des de llavors, Manresa es va convertir, encara més, en el nostre espai cívic vital, per a tot.

Quan vaig acabar Periodisme, la meva primera feina remunerada com a periodista va ser a Manresa, a Ona Centre, una emissora que cobria les comarques centrals. Em vaig passar els primers anys de la meva carrera professional fent notícies sobre la política manresana i la comarcal, anant als plens, a les rodes de premsa, voltant per la ciutat i descobrint tots els seus racons. Aquesta etapa em va agradar molt i em va enriquir, a tots els nivells. Després, la vida ha anat canviant i, amb ella, jo he anat fent tombs per Catalunya, treballant, progressant i aprenent, adquirint molta experiència. He treballat molts anys a Barcelona, però mai hi he viscut, perquè jo sempre he volgut viure a Manresa, per tant, he pujat i baixat cada dia, i ho continuo fent ara, quan és necessari. També he viscut a Lleida, tres anys. Fins allà em va portar una oportunitat professional de la qual me’n sento molt orgullosa, TV3. Durant els anys que he estat a Ponent, no he parat de presumir de ciutat i de comarca, de dir-li a tothom d’on era, de convidar a la gent a venir a conèixer Manresa i d’explicar d’on venia el meu accent català, que molts em deien que era perfecte (“sóc manresana”, responia jo, “parlo català central”). Quan em van acomiadar de TV3, vaig decidir tornar a Manresa i buscar noves oportunitats laborals i, des de llavors, des de fa un any i dos mesos, visc al centre de la ciutat.

Bé, i per què explico tot això? Perquè avui m’han fet sentir la PITJOR MANRESANA de totes. Aquell orgull de ciutat que jo he portat sempre arreu, s’ha esfumat.

M’he volgut presentar al procés de selecció per a una oferta pública de feina a l’Ajuntament de Manresa, per treballar com a adjunta al Cap de Comunicació (https://www.ajmanresa.cat/php/oposicions/mostrarDocument.php?dc=2014000002). Entre els requisits, es demana estar empadronada a Manresa des de fa més d’un any. Jo, continuo empadronada a casa dels meus pares a Pineda de Bages, perquè mai he considerat que això fos tan trascendental. Pensava que, presentant un contracte de lloguer com el que tinc, podria demostrar sobradament que visc a Manresa i per tant, que això no suposaria cap problema. Però m’he equivocat i de llarg. La resta de requisits, els compleixo tots i de sobres. Perquè també m’ha sobtat (i ho trobo molt trist) que, per poder treballar com a periodista en una institució pública NO DEMANIN  TENIR LA CARRERA ACABADA, amb uns quants crèdits fets és suficient.

Doncs bé, aquest matí quan ja tenia tota la documentació a punt per anar-la a presentar, m’han DESCARTAT. No puc optar a aquesta plaça perquè no consta al padró que visc a Manresa, tot i que tinc un contracte de lloguer que així ho diu. CONCLUSIÓ: per poder treballar a l’Ajuntament de Manresa, es prioritza un simple i absurd tràmit burocràtic, per sobre de la qualificació professional, les aptituds i l’actitud del candidat.

Llavors dedueixo:

-Que té més opcions de treballar a l’Ajuntament de Manresa una persona que potser no viu a la ciutat, però per sort està empadronada des de fa temps, abans que jo que hi he nascut i hi visc actualment.

-Que té més opcions de treballar a l’Ajuntament de Manresa un nouvingut que no conegui la ciutat, però que faci just un any que s’ha empadronat, abans que jo que la conec des que tinc ús de raó.

-Que la gent que està empadronada als pobles del Bages té menys opcions d’optar a una plaça pública, que la gent empadronada a la capital de la comarca. Perquè és evident que, a Balsareny o a Sant Fruitós, per exemple, no es poden crear places per a periodistes perquè són municipis molt petits on aquesta figura no és necessària com ho és en un ajuntament com el de Manresa.

Considero que és TOTALMENT INJUST aquest requisit per optar a una plaça pública. Estic convençuda que diverses persones han quedat fora del procés de selecció per no complir aquesta norma absurda. Avui, se m’ha tancat una porta sense tenir la possibilitat de demostrar si estic capacitada o no per fer aquesta feina, perquè ni tan sols m’han deixat presentar la documentació.

No he pogut evitar que em caiguessin les llàgrimes, ja que em sento profundament decebuda. Tenia moltes ganes de poder participar en aquest procés de selecció, per a una feina que em feia una especial il·lusió. Segueixo buscant feina, a veure si en trobo més lluny, perquè a casa m’han negat l’opció. Això sí, aquest cap de setmana penso gaudir com ningú de la Fira de l’Aixada, un dels esdeveniments que més m’agraden, i de les Festes de la Llum, perquè encara que no estigui empadronada, visc a la ciutat i em sento ben MANRESANA.

Imagen

La Seu de Manresa

ALTO! DECLARA UNA INFANTA

El martes pasado cogí un avión y me planté en Palma de Mallorca. Mis padres están aquí pasando una temporada y me apetecía venir a verlos y estar con ellos unos días. Sabía que mi visita a la isla iba a coincidir con la declaración de la Infanta Cristina ante el juez Castro y yo, curiosa como ninguna, no me lo iba a perder.

Días antes al famoso 8 de febrero ya fui a explorar la zona, sabía que el día D no me iban a dejar acceder (soy periodista, pero no estaba de servicio, por lo tanto no tenía acreditación) así que me acerqué el jueves. También me apetecía ir a saludar a mis compañeros de Mediaset que estaban allí trabajando. Sólo los conocía de verlos a través de la pantalla o de escuchar sus voces a través del “pinganillo” (técnicamente llamado auricular de retorno) cuando entran antes que yo en un directo. De paso, sabía que me enteraría de algunas cosas más, tenían información que yo no sabía y eso “mola”.

Allí me planté y lo primero que pensé fue: Vaya, la rampa más famosa de todos los juzgados de España no es tan larga como creía. 50 pasos contados. Se veía claro que la Infanta no iba a darse semejante trote, con 12 o 14 tuvo bastante…

Imagen

Aquello, más que los juzgados de Palma, parecía la Puerta del Sol. Turistas llegados de todos lados, cámara en mano, inmortalizaban el momento. Yo creo que la rampa debe salir en más fotos que la Torre Eiffel o el Coliseo romano. Expectación máxima. Entre medios de comunicación y curiosos, allí había más ambiente que en la Rambla barcelonesa.

Imagen

Y después de aquella primera toma de contacto con la zona… Llegó el sábado. Me levanté temprano y tranquilamente me fui hasta la Avinguda d’Alemanya de Palma. Allí, avancé hasta que los cordones policiales me lo permitieron y me senté, con mis padres, a tomar un café en un bar que ese día, así sin más, ofrecía “desayuno-espectáculo” a sus clientes. Nunca me había tomado un café con leche rodeada de tanta policía. Eran las 10.45h cuando pasó por la esquina el coche de la Infanta. Yo apenas lo vi, pero por los abucheos supe perfectamente que era ella. Una vez entró dentro de la sala, la cosa se tranquilizó. Fuera, en la calle, manifestantes (con diversas causas por las que protestar) seguían gritando sus consignas. Sinceramente, a mí me sorprendió que, con la que está cayendo, hubiera tan poca gente.

Imagen

Era temprano todavía y había que aprovechar el día, así que después del “momento llegada de la Infanta”, me fui a dar una vuelta por Palma y aparqué el tema por un rato. Poco después me llamó un amigo por teléfono. Había viajado con la Infanta en el avión, desde El Prat hasta Son Sant Joan, y había conseguido captar algunas imágenes del momento. Me contó cómo había sido el viaje y hubo cosas que me dejaron atónita. Resulta que, nada más entrar al avión, un Guardia Civil le hizo guardar el teléfono móvil que llevaba en la mano. Vamos hombre, pero dónde se ha visto? A caso un móvil es un arma de destrucción masiva?

Una vez el avión hubo despegado, durante todo el vuelo, no se apagó la señal luminosa de los cinturones en ningún momento y los servicios permanecieron cerrados, “supuestamente” para evitar que la gente se levantara de sus asientos. Perdón?? Es un vuelo regular señores!! Que vaya una infanta sentada en primera fila va a impedir que yo pueda ir al baño?? (Y suerte que Barcelona-Palma es poco más de media hora). Eso, teniendo que soportar, además, que los escoltas no dejen de observar todo lo que haces, porque cualquier movimiento te convierte en sospechoso. A ver, un momento, tengamos presente que si hay alguna presunta culpable de algo en ese avión es la Infanta, que va a declarar ante un juez, no a tomarse unas copas con los amigos!!

Pues bien, después de conocer estos detalles, de saber que 200 agentes han velado por su seguridad, que se han cortado calles de una ciudad, que se ha entorpecido la vida diaria de los ciudadanos… Sí, me ha quedado muy claro que la justicia es igual para todos. Una Infanta ha ido a declarar cuando un juez la ha citado. Menudo detallazo, no? Eso teniendo en cuenta que presuntamente su marido, “SIN QUE ELLA LO SUPIERA”, ha robado un montón de dinero público. Pero de momento, quien sigue pagando y poniendo dinero en este caso somos TODOS. Ah, y aún así, los ciudadanos de a pie, somos los sospechosos, los que los escoltas miran de reojo.

Imagen

Diario de Mallorca

Imagen

Diario de Mallorca

VISTO Y NO VISTO

Cuántas veces has abierto el armario, lo has sacado todo, te lo has probado, te has mirado al espejo, te lo has quitado, te lo has vuelto a probar, has dejado la habitación hecha un asco y te has ido a una cena convencida de que vas horrorosamente vestida y todo te queda mal? Va, no mientas, unas cuantas, lo sé… Igual que yo. Sí, hay días que tiraría el armario por la ventana, aunque sé que luego me arrepentiría…

Y es que no hace falta negarnos la evidencia, una imagen vale más que mil palabras y la primera impresión es lo que cuenta. Aunque ya sabemos que lo importante es cómo somos por dentro, de eso no me cabe la menor duda, y que las personas te acaban calando por su carácter, su personalidad, su comportamiento y su forma de ser, el aspecto físico dice mucho de nosotras. Y no me refiero a ser guapa o fea, gorda o flaca, a tener celulitis o un trasero como el de JLo. Eso va a gustos. Se trata de tener buena presencia, ir correctamente vestida, peinada y maquillada (en el caso de que sea necesario), y comportarse con distinción.

Y yo me pregunto: En realidad, sabemos cómo vestirnos? Sabemos qué ponernos en cada ocasión? Sabemos identificar lo que nos sienta bien y lo que nos sienta mal? Sabemos crear nuestro propio estilo? Hay de todo, la verdad, las que saben menos y las que saben más, pero hoy en día todo se puede aprender.

Si no sabemos inglés, nos apuntamos a una academia para aprenderlo; si queremos impresionar a alguien con nuestros platos, vamos a una escuela de cocina; si queremos estar en forma, vamos al gimnasio (y no sólo el mes de enero, hay que ir todo el año!!), pero… Y si no sabemos cómo vestirnos o qué comprarnos? Dónde vamos? Respuesta: LLAMAMOS A UN ASESOR DE IMAGEN.

-Qué es un asesor de imagen? Es una persona formada y especializada en el estudio de la imagen personal.

-A qué nos puede ayudar? A sentirnos bien, a reforzar nuestra autoestima y nuestra seguridad y a adoptar ciertas actitudes que nos ayuden a mejorar en nuestra vida diaria.

-Qué nos va a enseñar? Nos hará un estudio de nuestras características físicas. Eso permitirá elegir qué tipo de ropa nos queda bien y nos hace sentir bien. También qué colores son los que nos favorecen, y en general, no enseñará a adoptar un “look” sacando el máximo partido de nosotras mismas.

Si estáis pensando en acudir a profesionales que os ayuden a potenciar vuestra imagen, os aconsejo que os pongáis en manos de Davinia Subirà y Maribel Morato. Por qué?

1.Porqué son unas grandes profesionales.

2.Porque saben de lo que hablan y son expertas en moda, cosmética y belleza.

3.Porque te van a tratar muy bien.

4.Porque te van a ayudar muchísimo.

5.Porque tienen un servicio de asesoría de imagen completísimo.

6.Porque se adaptan a ti, a tus gustos, a tus deseos y a tu presupuesto.

7.Porque tienen muchas ideas, son innovadoras y emprendedoras.

Ah! Y porque son guapísimas y encantadoras.

Queréis saber más? Las encontraréis en los Centros de Estética Maribel Morato de Lleida (http://www.maribelmorato.com).

 

Y ahora os dejo, que seguro que estáis poniendo vuestro armario patas arriba, pensando en qué tenéis que ir renovando… Si es que, en el fondo… Nos conocemos.

 

Image

Image

 

MIS BÁSICOS A BORDO

Lo siento, he estado un poco perdida, pero para nada he estado aburrida, acabo de llegar de pasar unos días a bordo de un crucero. Envidia? Sana, lo sé…

Normalmente la gente se divide en dos grupos: los PRO-CRUCEROS y los ANTI-CRUCEROS (yo, por supuesto, me declaro CRUCERISTA OFICIAL, ya llevo séis en mi currículum viajero y aún tengo algunos pendientes). Los PRO lo son desde el primer momento en que se suben al barco y descubren las múltiples posibilidades que ofrece un viaje de estas características. Los ANTI, normalmente, son gente que nunca ha hecho un crucero y no sabe muy bien de qué se trata. También hay quien lo ha probado y no le gusta, por supuesto, pero esos son menos. Muchos ANTI, cuando lo prueban, se acaban convirtiendo en PRO.

Bueno, aparco mi momento filosófico “cruceril” para entrar en materia. Qué me llevo de equipaje cuando voy a hacer un crucero? Mi consejo: si no tienes que coger el avión para los traslados, no escatimes en maletas, vas a necesitar de todo.

Hoy, me centro en EL NECESER.

En cualquier viaje que haga, vaya donde vaya, puedo hacer de más y de menos con la ropa y los zapatos (me adapto bastante bien), pero con el neceser no acepto negociaciones. Intento llevarlo todo en minitallas o muestras, pero sin dejarme nada. Y si vas de crucero vas a necesitar algo más cosas si te vas a las montañas suizas, lo digo por experiencia.

Un par de cosas que hay que tener en cuenta si vas de crucero:

1. Los cambios de temperatura:

Ya de por si, los viajes suponen un problema para las pieles sensibles: la deshidratación. A los cambios en las rutinas diarias hay que sumarle los cambios de temperatura y la sequedad que provocan los climatizadores. Esto en un barco se acentúa y acabas con la piel completamente tirante, reseca y con rojeces. La cara hecha un mapa, vamos. Y eso, a mí (y creo que a nadie) no me hace ninguna gracia.

Para paliar estos efectos y poner remedio al problema yo siempre llevo mis “potingues”. Los básicos de siempre: leche desmaquilladora, tónico, desmaquillante de ojos, contorno de ojos y crema hidratante. A eso le sumo el serum especial para pieles sensibles de Decléor Aromessence Rose d’Orient, con aceites esenciales, que calma la piel, y también la masque gel-crème lacté réconfortant Harmonie Calm. Ésta última es mano de santo. Mi preferida. Mi salvadora en casos extremos. Vamos, que cualquier día de estos le hago un monumento o la guardo en una vitrina expuesta en el comedor de casa como si de un Goya o un Velázquez se tratara. Además de todo esto, soy de las que mete en el neceser la pomada con corticoides para las lesiones de psoriasis o dermatitits (por si salen), que también sirve para las picaduras de insectos; la crema hidratante para el cuerpo (esto es más complicado llevarlo en minitalla, porque entonces sólo tienes para darte en una pierna, y el resto del viaje te quedas sin); champú específico purificante y también el de color (me encanta el Hammam de Rituals Cosmetics y todos los de Kérastase París); y soy fan de las espumas de ducha de Rituals Cosmetics (me chifla la Tao) y encima están en tallas pequeñas de viaje. Qué más se puede pedir?

2. Los cambios de look:

Hay que tener en cuenta que en un crucero vas a cambiar de look varias veces al día. Por la mañana ropa cómoda para ir de excursión o de visita por los distintos lugares. Por la tarde, bikini o bañador para el spa o la piscina (en invierno igual lo sustituyes por ropa de gimnasio para ir a hacer unas clases de baile), y por la noche, traje de gala, ropa elegante, tacones y sofisticación. Y con cada modelito, un maquillaje distinto.

Por la mañana yo me apunto al carro de las BB Cream o hidratantes con color, raya negra en los ojos, máscara de pestañas y arreando. Pero por la noche, me encanta cuidar mucho más mi maquillaje. Dependiendo del vestido, me gusta marcar los ojos con un ahumado o bien optar por el labial rojo con ese traje negro largo, así que toca llevar un poco de todo. Importantísimo no olvidar el corrector, la base de maquillaje, los polvos matificantes, el lápiz khöl negro, el eye liner, la máscara de pestañas, algún colorete y la barra de labios (un gloss también puede ir bien). Ah! Un bote de laca también suele ser bastante necesario…

Y ahora os preguntaréis… Todo esto cabe en el neceser? SÍ, COMPROBADO. Lo más importante es organizarse bien, intentar planificar los looks para no llevar productos que luego no vayas a utilizar, elegir envases pequeños (las muestras suelen ir genial) y calcular la cantidad de producto que puedas llegar a gastar.

Y con esto, algo de ropa y unos buenos zapatos, ya estás lista para subirte en el mejor de los barcos. Otro día hacemos juntas la maleta de la ropa y los complementos, que también nos llevará un rato…

Imagen

Imagen

GASTRONOMÍA&WELLNESS

                                                                       Imagen

Sencillamente delicioso. Sí, hay tratamientos cosméticos que son un auténtico placer para los cinco sentidos y ahora os voy a explicar por qué…

1. Vista: Vamos a ser sinceras, la primera impresión cuenta, y mucho. A simple vista, somos capaces de, en dos segundos, saber si aquello nos gusta o no, y esto pasa muchos ámbitos de la vida. Puede ser que, a la larga, algo te pueda hacer cambiar de opinión, pero normalmente, si de entrada te llama la atención, ya tiene muchos puntos ganados. Es lo que se llama una buena presentación.

2. Olfato: Qué decir de un olor que cuando te llega te hace cerrar los ojos y te transporta al más allá. Y vuelves a inspirar y empiezas a imaginar de dónde proviene, de qué es exactamente y si se corresponderá con el gusto, que estás dispuesta a probar.

3. Gusto: Hay olores que te evocan sabores y sabores que te producen bienestar. La mayoría de los alimentos te benefician por dentro, per hay que pensar que muchos de ellos tienen múltiples propiedades que también nos benefician por fuera. La piel es receptora de esos nutrientes y lo agradece.

4. Oído: Normalmente, cuando buscamos relax intentamos hacerlo en silencio, pero muchas veces para conseguir el silencio necesitamos oír pequeños sonidos que sabemos que nos van a transportar a un mundo de desconnexión y de paz. Hay sonidos que nos provocan bienestar: el choque de dos copas de vino en absoluto silencio, el tenedor poniéndose en contacto con el plato o los sonidos de la naturaleza.

5. Tacto: Y hay caricias que te acaban de relajar por completo. Un buen masaje puede hacerte olvidar un duro día de trabajo, la discusión con tu jef@, comentarios inoportunos o una discusión con tu pareja. Fuera estrés.

Todas estas sensaciones son las que se pueden experimentar con la propuesta Gastronomía&Wellness “De la mesa a la piel”, que ofrecen conjuntamente el Restaurante Oasis http://www.eloasis.cat y los Centros de Estética Avanzada Maribel Morato de Lleida http://www.maribelmorato.com. Primero, un menú degustación con productos típicos de la zona, exquisitamente elaborados. Y luego, un tratamiento cosmético a medida, con los mismos productos naturales, para que sus propiedades también se adhieran a tu piel.

Yo escogí la exfoliación corporal a la pulpa de higo y miel, con envoltura de chocolate y masaje balinés. Sin palabras…

                                                     Imagen

                                                     Imagen